Visita a un grupo de apoyo para cuidadores de familiares con demencia - Grupo de apoyo para familiares de pacientes con demencia o Alzheimer: Jump to: Search, Content

Visita a un grupo de apoyo para cuidadores de familiares con demencia

Oprima el siguiente botón para compartir este artículo a través de Facebook 

 

Cada semana, 5 personas que cuidan de  familiares con la enfermedad de Alzheimer, se reúnen en su centro local de jubilados. Ana, una licenciada en trabajo social, acude a estas reuniones y ofrece algunas ideas para deshacerse del estrés que sufren los cuidadores.

Angela: Estoy tan sobrecargada  y con exceso de trabajo. A veces pienso que estoy quemada de cuidar de Roberto. Llevo un año sin parar.

Ana: Has estado trabajando duro Angela y necesitas un descanso. ¿Tienes amigos a los que puedas llamar para tomar un respiro? Puede ser un familiar o un amigo que se quede con Roberto mientras tú te echas una siesta o sales de la casa un rato. Piensa en esas personas que te preguntan, ¿Cómo puedo ayudarte? Llámalos hoy. Ellos pueden ahorrarte tiempo haciendo algunos recados como comprar en el supermercado algo que necesites.

Ángela: Eso ayudaría. Y hay gente que se ha ofrecido. Muy bien, lo probaré.

Ana: También te podría interesar buscar un centro de atención al mayor para Roberto. Podría pasar unas horas allí al día y tú tendrías algún tiempo para cuidar de ti misma, ir a dar un paseo o ver una película.

Daniela: Es una buena idea Ana. Me vendría bien un descanso. Últimamente me he estado enfadando con Fred por ser tan olvidadizo y egoísta. Sé que esta frustrado, pero me gustaría que no la tomara conmigo. Sus cambios de humor me entristecen.

Ángela: Los cambios de humor de Roberto también me entristecen. Cuando eso pasa me voy a mi rincón en mi habitación. Es una esquina privada y tranquila donde puedo ir para coger algo de intimidad. Es un lugar seguro donde me puedo sentar y llorar si me siento muy frustrada.

María: También tengo un rincón como ese. Tengo unas plantas bonitas, mis fotos preferidas y mi rosario ahí. Es un espacio silencioso al que voy cuando necesito un respiro. A veces cuidar de Rafael todo el tiempo me hace sentir alejada de mis amigos y familiares. Sé que es importante cuidar de mí misma lo mejor posible.

Marcos: Sé a lo que te refieres cuando dices que te sientes alejada de la gente. Cuando Julia y yo estamos con otra gente siempre me siento como si me tuviera que disculpar por su comportamiento.

Ana: Pasar tiempo con gente que está pasando por lo mismo que tu podría ayudar. Podrías buscar actividades para pacientes con Alzheimer y sus familiares. Puedes encontrar este tipo de actividades tu oficina local de la asociación de Alzheimer o en el centro para adultos más cercano.

 Para encontrar tu oficina local de la Asociación de Alzheimer, pulse aquí: Recursos Internacionales

Marcos: Lo probare. Sé que no encontraremos mucho apoyo por parte de su familia. Es muy duro, sobre todo cuando estamos con su hermana. Ella aun no se cree que Julia tenga Alzheimer y hace como si todo estuviera bien.

La verdad es que Julia se está poniendo peor y no creo que pueda cuidar de ella yo solo por más tiempo. Me siento culpable por ello y por buscar una residencia para ella. Y la actitud de su hermana aun me hace sentir peor. 

Ana: Eso es duro de oír, Marcos. Es duro sentir que estás perdiendo el control porque no puedes cuidar de Julia las 24 horas. Estas pasando de ser el que la cuida a ser el que se encarga de que la cuiden.

Ángela: Siento que la hermana de Julia no esté siendo de más ayuda en este momento tan difícil por el que estas pasando. A veces a la gente le cuesta aceptar la perdida de la persona que conocían y querían. Sé que a mi familia le pasa. Ellos están esperando a que el antiguo Roberto aparezca. Supongo que pretender que todo está bien es una manera de llevarlo.

Jorge: Te escucho Ángela. Y Marcos--- tienes que saber que estás haciendo lo mejor que puedes. Margarita está en las últimas etapas de la enfermedad también y sé que es estresante. Sólo asegúrate de tomar tu tiempo para cuidar de ti mismo. No le serás de ninguna ayuda a Julia si estás enfermo. Yo mismo soy una prueba de que el estrés te puede enfermar. Aprendí por las malas que hacer todo por ayudar a Margarita y no a mi mismo te puede llevar a tener problemas de salud.

 Ana: Tienes razón Jorge, Buen consejo

Daniela: Tomarse tiempo y hablar como estamos haciendo, ayuda. Estos grupos de apoyo son buenos para nosotros. Me siento anhelando a que llegue el momento para ellos.

Recuerde

Cuidar de una persona con la enfermedad de Alzheimer toma mucho de ti mismo. Tómate un descanso. Únete a un grupo de apoyo. No tengas miedo de aceptar ayuda, no es una señal de debilidad, es una señal de que puedes cuidar de ti mismo y de tu ser querido. Encuentra un rincón tranquilo en tu casa donde puedas descansar y recargar tu paciencia. Busca a otra gente que cuide de gente con Alzheimer también, ellos entenderán por lo que estas pasando.





Al principio fue difícil pedir ayuda. Yo quería que mis hijos creyeran que su padre estaba bien.

Oprima para escuchar la historia de Marta